Download 100 problemas de física cuántica by Jose Luis Sanchez Gomez, Ramon Fernandez Alvarez Estrada PDF

By Jose Luis Sanchez Gomez, Ramon Fernandez Alvarez Estrada

Los a hundred problemas de física cuántica que presentan los profesores Ramón Fernández Álvarez-Estrada y José Luis Sánchez Gómez abarcan en lo esencial todo el dominio de esta rama de l. a. física, desde l. a. fenomenología básica hasta l. a. teoría cuántica de l. a. disposición, incluyendo los aspectos fundamentales del formalismo cuántico

Show description

Read or Download 100 problemas de física cuántica PDF

Similar ciencia books

Historia natural (Diferencias) (Spanish Edition)

Fue enviado a Am? rica donde se interes? por el estudio de l. a. historia average, mientras, como miembro de l. a. Compa? ?a de Jes? s, se enfrascaba en l. a. evangelizaci? n.

Additional resources for 100 problemas de física cuántica

Example text

Todos los presentes seguían esta operación con el más vivo interés, en medio de, un silencio general. En este momento, de detrás del cabo apareció un yate de recreo ... La goleta se dirigía al puerto y tenía que pasar por delante de los astilleros en que se preparaba la botadura del "Trabacolo", por eso, en cuanto dio la señal, hubo que suspender la operación para de esta forma evitar cualquier accidente. Los trabajos debían reanudarse cuando el yate hubiera pasado el canal. Un abordaje entre los dos navíos, el uno de costado y el otro avanzando a gran velocidad, hubiera causado sin duda una gran catástrofe a bordo de la goleta.

Dice la leyenda que exclamó Arquímedes, el genial mecánico de la antigüedad, descubridor de las leyes de la palanca. "En una ocasión Arquímedes - leemos en un libro de Plutarco - escribió a Hierón, tirano de Siracusa, de quien era pariente y amigo, que con una fuerza dada se puede mover cualquier peso. Arrastrado por la fuerza de sus argumentos añadió, que si existiera otra Tierra, y él pudiera trasladarse a ella, haría que la nuestra se moviera de su sitio". Arquímedes sabía que no existe peso imposible de levantar con la fuerza más débil, si para ello se utiliza una palanca.

Girando. Uno de los malabaristas echaba por alto toda una serie de cuchillos, los volvía a coger y otra vez los lanzaba hacia arriba con suma precisión; el público, que conocía ya el por qué de estos fenómenos, se regocijaba, se daba cuenta del movimiento giratorio que el malabarista comunicaba a cada cuchillo, soltándolo de manera que sabía con seguridad en qué posición volvería a sus manos. Yo me quedé admirado de ver que casi todos los números que presentaron los malabaristas servían de ilustración al principio enunciado anteriormente".

Download PDF sample

Rated 4.72 of 5 – based on 26 votes